fbpx

Carta para nuestros queridos residentes del Centro Sociosanitario El Pino

 

Hoy la carta de Mila Lorenzo, psicóloga del Centro Sociosanitario el Pino, va dirigida a nuestros queridos residentes, que son el nexo de unión de todos nosotros.

Somos conscientes de que es duro quedarnos en casa sin salir, sin coger los primeros rayos del sol de primavera, pero debemos ser responsables. Lo debemos hacer por nosotros pero sobre todo por ellos.

Adelante Mila 😉

 

¡Hola! ¿Cómo estás?
Espero que al recibir estas letras te encuentres bien de salud y, si no es así, que pueda yo dibujar una sonrisa y llenar de amor tu corazón.
Quería decirte que hay una GRIPE FEA, que se contagia con facilidad a las personas mayores. El Gobierno nos ha dicho a todos los españoles que nos quedemos en casa, para no ponernos malos ni ponerles malos a ustedes, por eso no vamos a verte, pero que sepas que nuestro amor por ti sigue siendo el mismo.
Te recuerdo cada día desde casa, te tengo presente en mi pensamiento y mi corazón. Me cuesta mucho no poder ir a verte porque tengo ganas de estrujarte entre mis brazos, cogerte de las manos, acariciar tu cara y mirarte a los ojos.
Sé que también es difícil para ti, lo sé. Nos echamos de menos, pero echarte de menos es para mí un privilegio. Voy a poner en práctica todas las cosas que me enseñaste para hacer a las dificultades de la vida.
Voy a ser valiente como tú, voy a confiar en mis fuerzas y en las tuyas. Y cada día si la tristeza por no verte apareciera, te prometo imaginarte lleno de salud y feliz, y este será mi abrazo para ti, desde casa.
Dicen que el HOGAR está allí donde está cada uno. Intenta sentir tu cama, tu habitación y el centro donde estás como tu hogar, por ahí estás tú.
En el centro hay personas que te ayudan a bañarte, a vestirte, a comer, a darte las medicinas y todo aquello que necesites. Esas personas, a pesar de la “GRIPE FEA”, han decidido seguir cuidándote, aunque pueden contagiarse. Valora este esfuerzo y diles un simple “GRACIAS”, si puedes. Todas esas personas son mis ojos y mis manos, déjame ayudarte a través de ellos.
Te escribiré nuevamente, hasta que nos podamos ver, que seguro que será pronto.
TE QUIERO, TE ECHO DE MENOS Y NO ME OLVIDO DE TI.
MILES DE BESOS Y ABRAZOS, volveremos a vernos, en cuanto LA “GRIPE FEA” deje de ser tan “FEA”.