Servicios sociosanitarios

En el Grupo ICOT somos expertos en prestación de servicios sociosanitarios.

Nos encargamos de la gestión de varios centros sociosanitarios, tanto de mayores como de rehabilitación psicosocial, a través de recursos de residencia y de centro de día.

Somos un referente en este campo por nuestro trabajo llevado a cabo en el Centro Sociosanitario El Pino, el mayor de Canarias. Desde el 2010 gestionamos este centro dependiente del Instituto AS del Cabildo de Gran Canaria, lo que es un reto importante y una enorme responsabilidad, por su tamaño, complejidad y la trascendencia a nivel social.

Además, nos encargamos también de la gestión del Centro de Día de Rehabilitación Psicosocial de la Mancomunidad del Norte, también dependiente del Cabildo de Gran Canaria, así como del Centro de día de Gáldar, perteneciente al Ayuntamiento de Gáldar.

En el campo de la ayuda a domicilio y teleasistencia, el Grupo ICOT se ha unido a Asidma para ofrecer el servicio más completo a personas mayores y otros colectivos en situación de dependencia en las siete Islas Canarias.

shutterstock_164722763

Servicios sociosanitarios

Recursos de residencia

Recursos de día

Mayores

Salud mental

Residencia de mayores

Mini-residencias de salud mental

Centro de estancia diurna

CDRPS: Centro de día de rehabilitación psicosocial

Ayuda a domicilio

Asidma

Mayores

El recurso de atención residencial para personas mayores es de estancia permanente, establecidas para dos perfiles de beneficiarios/as según su nivel de dependencia:

  • Medio requerimiento sanitario: para personas sin patología aguda pero con limitaciones medias o severas en las capacidades funcionales necesarias para la realización de las actividades de la vida diaria.
  • Alto requerimiento sanitario: para personas con enfermedades crónicas evolutivas y progresivamente invalidantes, con frecuentes agudizaciones y/o complicaciones y/o deterioro cognitivo avanzado e irreversible de la capacidad funcional para las actividades de la vida diaria, sin posibilidad de ser atendidos en su domicilio, aun movilizando todos los recursos disponibles.

La atención residencial se presta de lunes a domingo. Es un recurso sociosanitario, sustitutivo del hogar de forma definitiva o temporal, mediante el cual se pretende contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas destinatarias de la atención, a través de un servicio de alojamiento que proporciona apoyos para satisfacer sus necesidades y demandas personales, afectivas, sociales y materiales, que favorecen la convivencia y la calidad de vida.

Los centros de estancia diurna (CED) para personas mayores en situación de dependencia son un recurso sociosanitario, gerontológico, socioterapéutico y de apoyo a la familia, que durante el día presta atención a las necesidades básicas, terapéuticas y sociales de la persona mayor en situación de dependencia, física o psíquica, promoviendo su autonomía y una permanencia adecuada en su entorno habitual.

Este recurso está orientado a fomentar la participación personal y social, así como la normalización y mantenimiento del usuario en el entorno familiar y social, posibilitando su ocupación significativa, promoviendo su desarrollo personal y facilitando su autonomía y participación en la comunidad.

La atención diurna se presta de lunes a viernes en horario de 9:00 a 17:00 horas, pudiéndose establecer la entrada a las 8:00 para situaciones especiales que así lo requiera la familia.

Es un recurso sociosanitario y de apoyo familiar al que acceden personas que, debido a su discapacidad psíquica, derivada de un deterioro global del funcionamiento, incluyendo déficit de memoria, capacidad para resolver problemas, ejecución de habilidades aprendidas, correcto uso de las normas sociales y control de las reacciones emocionales, requieren de apoyo significativo en las actividades de la vida diaria y en su participación, así como de rehabilitación psicosocial.

Está especializado en mayores con demencias de diversa etiología y evolución, daño cerebral adquirido y patología psiquiátrica con deterioro cognitivo y físico entre moderado y grave.

Los usuarios son personas de más de 65 años que presentan dependencia física y trastornos neurocognitivos de diversa etiología, con sintomatología psicológica, conductual y déficit funcional.

Nuestros usuarios acuden al centro a pasar el día, llegan a partir de las nueve de la mañana y se van sobre las cinco de la tarde. La gran mayoría de los usuarios acuden al centro utilizando el servicio de transporte que sigue diferentes rutas para aquellos usuarios que lo soliciten.

En el centro disfrutan de un tentempié, un almuerzo y una merienda, permanecen alrededor de ocho horas al día, durante las cuales realizan diferentes actividades de estimulación cognitiva, funcional, anímica y de ocio, tanto individuales como grupales.

La asistencia que se ofrece incluye no solo a los usuarios sino también a sus familiares y cuidadores. Este tipo de actividades y los cuidados básicos de asistencia se realizan dentro del modelo de abordaje emocional de la demencia.

Salud mental

Las plantas 8 y 10 del CSS El Pino están destinadas a recurso residencial para personas con trastorno mental severo.

Este recurso sociosanitario de atención residencial está destinado a personas con distinto nivel de discapacidad, o en riesgo de padecerla como consecuencia de su trastorno mental severo, en el que se presta una atención integral.

Tiene por lo tanto como objetivos principales los de satisfacer las necesidades básicas de los usuarios en cuanto a alojamiento, alimentación, cuidados y ayudas asistenciales. Asimismo, promover en la medida de lo posible todas aquellas habilidades y capacidades que tenga el usuario con el fin de conseguir la mayor autonomía dentro de sus posibilidades personales.

El proyecto de Salud Mental del Centro Sociosanitario El Pino ha continuado en la línea de los objetivos propuestos durante los últimos años. En 2017 en concreto, se ha puesto especial énfasis en la unificación de esfuerzos entre los equipos profesionales de las dos instituciones implicadas. Así, las intervenciones realizadas como ‘equipo terapéutico de las mini-residencias’ han dado lugar a una mejor atención sociosanitaria, haciendo posible el tratamiento de casos complejos que requieren de un abordaje profesional interdisciplinar.

Atendiendo a este trabajo conjunto entre el ‘equipo de tratamiento asertivo comunitario’ (ETAC) y el ‘equipo técnico del CSS El Pino’, en 2017 se continuó con la elaboración de los Planes de Tratamiento Individualizado (en adelante PTI), los cuales permiten atender de una manera individualizada las necesidades de la persona que reside en las mini-residencias.

De igual manera, de forma paralela se está desarrollando un documento previo orientativo, denominado “Pautas de residentes”dado que la elaboración de los PTI, es mas dispendiosa, al intervenir todos los agentes sociosanitarios implicados en la atención del residente. Este documento se basa la Escala HoNOS (Health of the Nation Outcome Scales) evaluando el estado funcional y psicopatológico actual de cada residente y atiende a las necesidades prioritarias de la persona, es aplicable en la práctica diaria y contiene un resumen de las medidas terapéuticas a tener en cuenta en la atención del usuario/a.

Para el año 2018 se tiene como objetivo primordial la elaboración, seguimiento y actualización de las “Pautas de residentes”, así como la elaboración de los PTI de aquellos casos con un mayor requerimiento en la actualidad, con la finalidad de atender de manera pormenorizada las necesidades de los residentes.

El CDRPS es un recurso sociosanitario de estancia diurna dirigido a personas con trastornos mentales crónicos y severos, que presentan dificultades en su funcionamiento psicosocial y en su integración en la comunidad.

La finalidad es ofrecerles programas de rehabilitación psicosocial y apoyo comunitario que faciliten la mejora de su nivel de autonomía y funcionamiento, así como apoyar su mantenimiento e integración social en la comunidad en las mejores condiciones posibles de normalización, independencia y calidad de vida.

Los objetivos principales son:

  1. Favorecer y posibilitar la adquisición o recuperación del conjunto de destrezas, habilidades y competencias necesarias para el funcionamiento en la comunidad en las mejores condiciones de normalización y calidad de vida posibles.
  2. Potenciar la integración social dentro de la comunidad, apoyando y fomentando un funcionamiento lo más autónomo, integrado e independiente que sea posible así como el desempeño de roles sociales valiosos y normalizados.
  3. Prevenir o disminuir el riesgo de deterioro psicosocial, marginalidad y/o  institucionalización.
  4. Asesorar y apoyar a las familias de las personas con trastorno mental severo para favorecer su competencia en el manejo de los problemas que se les plantean e incidir positivamente en el proceso de rehabilitación y ajuste social de sus familiares con problemas psiquiátricos.

Valores: la consecución de estos objetivos de rehabilitación conlleva una serie de valores:

  • Una concepción amplia de los derechos humanos de forma que se reconozca y promueva una ciudadanía plena y digna de la persona con enfermedad mental.
  • Promover y fomentar la implicación activa y responsable del sujeto en el control de su vida y del proceso de rehabilitación según sus objetivos y planes personales. La rehabilitación psicosocial no puede concebirse como un tratamiento forzoso.
  • Promover la integración del sujeto en su comunidad natural.
  • Desarrollar pautas de vida y desempeño de roles lo más normalizado posible.
  • El proceso de rehabilitación debe diseñarse para cada persona. Se ofrece el apoyo que cada persona necesite y durante el tiempo que precise.
  • Actitud sostenida de esperanza (por parte de los profesionales) sobre las posibilidades de cada persona.
  • Enfatizar la evaluación de resultados, revisándose constantemente los servicios y programas ofertados.

Características de los Centros de Rehabilitación Psicosocial:

  1. Los centros deben estar insertos al máximo en el tejido comunitario, por lo que una localización aislada o lejana de los lugares habituales de convivencia dificulta las tareas a desempeñar.
  2. Son dispositivos que no están diseñados “hacia adentro”, es decir, cuyo objetivo final no es que los usuarios acudan a sus instalaciones, sino que son una plataforma desde donde trabajar la normalización e integración, por lo que en la medida de lo posible se deben externalizar al máximo sus actividades y actuaciones.
  3. Es imprescindible la coordinación con los demás dispositivos de atención sanitaria y social que intervienen con el usuario.
  4. Son activadores de recursos necesarios para la integración del usuario y no suministradores de prestaciones.
  5. Son dispositivos abiertos, a los que los usuarios acuden voluntariamente.

Especialistas

Javier Rodríguez García

Médico geriatra

Alejandro López García

Neuropsicólogo