16 de octubre día mundial de la Columna Vertebral

«El dolor de espalda es una de las causas más comunes de consulta, entre el 80% y 90%, cuyas razones están incluidas en un enorme listado de patologías como discopatías herniarias, cambios degenerativos, artrósicos, sobrecargas musculares, osteoporosis asociada, patologías del desarrollo, traumatismos, etc. Así también el paso de los años, sobrepeso, circunstancias laborales, deportivas, accidentes o actividades diarias.

Este dolor es causa de baja laboral, de asistencia a urgencias, pautas medicamentosas prolongadas, rehabilitación asistida, tratamientos locales e intervencionistas. Tanto para tratar las diversas lesiones de cada segmento de la columna, como para el dolor en todo su abanico de presentaciones.

En estos últimos dos años debemos agregar esta situación dramática en cifras. Las estadísticas de cuadros dolorosos de columna han aumentado, más aún con la falta de actividad, sedentarismo, y cierta apatía que marcó en distintos grados a la población durante el estado de alarma.

Han sido tiempos muy duros para todos, lo hemos comprobado en nuestras propias consultas.

Esta pandemia obligó de forma antinatural a la inmovilidad. Los excesos en nuestras dietas, el aumento de peso y la mala higiene postural en nuevas formas de trabajo adaptadas a estas circunstancias.

Ahora que vemos algo de luz y sentimos recuperar cierta normalidad, debemos revertir esta situación con cada nuevo paso, con cada disposición que permitan las autoridades. Debemos estar preparados, con responsabilidad, con prudencia, a volver a salir de casa, retomar el trabajo presencial, las actividades diarias y rutinas deportivas. Volver a caminar, correr, estirar, fortalecer, controlar nuestro peso e ingesta diaria.

Todos los recursos serán bienvenidos para intentar mejorar esta situación.

Este día debe ser un recordatorio y una declaración de intenciones para todos. Este día debe reclamarnos un compromiso por parte de cada uno de nosotros.

Es también un desafío, una oportunidad para recuperar hábitos y actividades en mejores condiciones. Así como muchos procedimientos, protocolos, la prudencia en la distancia social, el trato habitual que nos caracterizaba afectiva y culturalmente llegó para cambiarnos.

Volver a recordar la importancia de la higiene postural, de la actividad física monitorizada y adecuada para cada grupo de población, de los controles periódicos por todos los responsables de la salud: médicos, rehabilitadores, fisioterapeutas, preparadoras/es físicos, monitoras/es deportivos, asesoras/es laborales, etc.

Es tarea de todos, especialmente de los referentes sanitarios, promover la actividad física, la buena postura, y las condiciones de trabajo saludables.

Todos los profesionales del Grupo ICOT asumimos este compromiso.

Volvamos a movernos. »

Eduardo Cionfrini.
Traumatólogo y Director médico del Grupo ICOT.